Trabajos De Miguel

Mis Trabajos

Aquí se encuentran los escritos que he conseguido publicar hasta la fecha. También escribí un capítulo de libro para la Universidad Unicentro (Brasil) sobre Psicoanálisis aplicado al estudio de las Sagradas Escrituras, el cual aún está en proceso de ser publicado y por eso no está incluido. Algunos otros escritos verán la luz pronto.

También se encuentra una presentación que hice en el 3er Congreso Internacional de Mitocrítica, "Mitos
en crisis. La crisis del mito", organizado por la Universidad Complutense de Madrid. Puedes revisar tanto su programa como otros índices haciendo clic sobre los títulos.

¡Espero que disfrutes de la lectura!

El presente estudio se centra en repasar las nociones fundamentales dentro del Derecho Penal Islámico, prestando especial atención a los diferentes tipos de delitos de sangre (homicidio y daño corporal) y a las diferencias entre rebelión, bandidaje y apostasía, y dando por hecho que el lector ya está familiarizado con las fuentes de la Šarīʿa y otros conceptos necesarios para comprender dichas nociones.

En el apartado dedicado a los castigos se intercala un bloque de subapartados sobre algunas condiciones relevantes a los ojos de Dios y de los seres humanos que podrían ser consideradas circunstancias atenuantes en el Derecho Occidental.

Escrito Por
Miguel Vila Dios

En la época de la Yahiliya las culturas de Arabia del Sur tenían un panteón de deidades astrales, de las cuales el dios-Luna y la diosa-Sol eran destacables. El dios nacional de cada uno de los estados era el dios-Luna. A su vez, el dios-Luna sincretizaba en su culto a las tres diosas Al-Lat, Al-Ussa y Manat, las cuales son mencionadas en el Corán y cuenta la tradición que fueron aceptadas brevemente por Mahoma como ángeles en los afamados versos satánicos.

Estas tres diosas eran concebidas como las hijas de Allah o banat al-Lah, entendiendo Allah como otra deidad pre-islámica relacionada con ellas –el dios supremo creador– y no como el futuro Dios monoteísta, ya que al-Lah significa literal y simplemente "el dios".

La primera de ellas en hacer su aparición fue Manat, cuyo nombre significa "destino", que era la diosa del sino, la profecía y la adivinación. Su santuario estaba situado en Qudayd, en un lugar llamado Mushallal, quince quilómetros al sur de Medina.

A continuación surgió Al-Lat, cuyo nombre significa simplemente "la diosa", que era la luna creciente. Tenía su santuario en Ta'if, al sudeste de la ciudad de La Meca.

En último lugar apareció Al-Ussa, cuyo nombre significa "fuerza", que era la luna llena y representaba el aspecto materno. Su santuario se encontraba en Naklah, a medio camino entre Ta'if y La Meca. Se dice que cuando Al-Lat se convirtió en la diosa de los nabateos, ella se convirtió en Al-Ussa y pasó de ser una deidad local de pequeños santuarios rurales a ser la patrona de una cultura en expansión.

La veneración correspondiente a las tres diosas se daba particularmente en el territorio del Hiyaz y fue adoptada por los quraysíes, tribu beduina que conquistó La Meca a finales del siglo V d.C.

Escrito Por
Miguel Vila Dios

En primer lugar, se plantea la crisis actual del anuncio salvífico cristiano desde una perspectiva bultmanniana. Dadas las carencias de este enfoque existencial y en parte gracias a las aportaciones de pensadores como Ricoeur, se propone el psicoanálisis como vía de acceso a la realidad extralingüística y posible solución hermenéutica.

A continuación, se realiza una lectura de los conceptos fundamentales en la analítica existencial de Heidegger, antecedente de la de Bultmann, a través de la teoría del discurso de Lacan.

Lo Santo o lo Sagrado (das Heilige)se revela como la Cosa (das Ding). Pero no entendida ésta como Otro absoluto del sujeto, sino como lugar en torno a un vacío que es causa de todos los avatares de la trama significante.

Por último, se realiza un breve viaje a la prehistoria del género humano, con el apoyo de ciertos neurolingüistas, con el fin de localizar los primeros testimonios de aproximación de la Cosa más allá de lo sagrado.

Escrito Por
Miguel Vila Dios
es_ESEspañol